Tax

Tenencia de oro y su tratamiento impositivo

En términos generales, los residentes argentinos podrán estar alcanzados por la tenencia de oro y por la comercialización del mismo, la cual podría llevarse de dos maneras: (i) mediante la tenencia y compraventa de oro físico, o (ii) a través de la tenencia y transferencia de títulos o acciones que repliquen el valor del oro. A continuación, describiremos el tratamiento tributario en Argentina.



A) Impuesto a las ganancias:

La ley del impuesto a las ganancias dispone un tratamiento distinto para cada situación.

En principio, la compraventa de oro físico por parte de residentes argentinos no se encontrará sujeta al impuesto a las ganancias, siempre que no se verifique la habitualidad en este tipo de transacciones, exigida por la ley de dicho gravamen. En otras palabras, si el residente argentino no es un habitualista en la compraventa de oro, la ganancia que derive de la venta no se encontrará sujeta al impuesto. Por otro lado, cuando el residente argentino fuera habitualista, las ganancias que reciba se clasificarán como ganancia ordinaria, encontrándose sujeta al impuesto a la alícuota progresiva del 5% al 35%.

Distinta es la situación cuando el objeto de la compraventa no es el oro físico, sino títulos o acciones que representan la posesión de oro o replican el valor internacional del mismo –también conocidos como certificados de oro. En este caso, el objeto transable no es el oro en sí mismo, sino el título. Así, la ley del impuesto a las ganancias establece que para estos casos, se tributará sobre las ganancias a una alícuota del 15%. La ganancia sujeta a impuesto estará dada por la diferencia entre el costo de adquisición y el costo de enajenación.

B) Bienes Personales

La tenencia de oro físico o títulos o acciones que repliquen el valor del oro o que representen posesión de éste, deberán ser incluidas en las declaraciones juradas del Impuesto sobre los Bienes Personales. Al igual que en ganancias, la ley sobre bienes personales otorga un tratamiento distinto para cada situación, estableciendo diferentes modos de valuación de los activos.

En este sentido, cuando el residente argentino posea oro físico, deberá valuarlo conforme lo dispuesto por el art. 22 inc. f) de la ley de bienes personales. Según el mencionado artículo, deberá valuarse la tenencia de oro físico por su costo de adquisición, construcción o valor a la fecha de ingreso al patrimonio actualizado por aplicación del índice de actualización, elaborado anualmente por la Dirección General Impositiva sobre la base de datos relativos a la variación de índices al por mayor, recopilados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). El índice al que hace mención el artículo, aún no se encuentra disponible para el período fiscal 2018.

Por otro lado, cuando el residente argentino tenga en su patrimonio títulos o acciones que representen la posesión de oro o repliquen el valor del mismo, al estar estos listados y teniendo un valor de mercado, deberán valuarse al 31 de diciembre de dicho año.

En la actualidad, la alícuota del impuesto a los bienes personales es de 0,25% para el año 2018 y siguientes, mientras que el mínimo no imponible asciende a la suma de $1.050.000,00.- Sin embargo, el 24 de octubre del corriente, la Cámara de Diputados otorgó media sanción a la ley de presupuesto, que establece el aumento de alícuotas en el impuesto a los bienes personales para los años 2019 y siguientes.


For further information on this topic please contact Raúl Fratantoni and Nicolás O. Procopio